SUEZ Water - Agua y tecnologías hídricas

Planta de enlatado reduce la descarga de cloruro en un 80% y cumple las reglamentaciones cada vez más estrictas de la ciudad

Alimentos procesados y preparados
Desafío

Por presiones relacionadas con el medioambiente, una planta de enlatado de vegetales de estación de Wisconsin debía reducir la descarga de cloruro en sus aguas residuales, que iban a las plantas de tratamiento público de agua de la ciudad. Los niveles elevados de cloruro eran causados ​​por el uso de una solución de salmuera de cloruro de sodio para regenerar los ablandadores de agua que se usan típicamente en este proceso de enlatado.

Para cumplir con los estrictos requisitos de la ciudad, la empresa necesitaba una solución de tratamiento de agua que ayudara a reducir la descarga de cloruro a niveles aceptables.

Solución

Se llevaron a cabo dos proyectos para abordar el desafío. El primero implicó la instalación de un sistema de ósmosis inversa antes de los ablandadores, para eliminar la necesidad de regenerar los ablandadores con la solución de salmuera de NaCl. En lugar de administrar agua ablandada al sistema de ósmosis inversa, el agua de la ciudad se introdujo directamente en la ósmosis inversa. También se le aplicó un antiincrustante de SUEZ, Hypersperse* MDC220, al agua dura de la ciudad para evitar la formación de incrustaciones y mantener un funcionamiento óptimo de la ósmosis inversa.

Para abordar los requisitos restantes de agua blanda de la planta, incluido el enfriamiento, la limpieza y el relleno de los enlatados de vegetales, el segundo proyecto implicó mejoras en el sistema de ablandador de agua existente. SUEZ derivó al cliente con Pargreen Water Technologies, un proveedor preferido de SUEZ, para la instalación de un sistema de recuperación de salmuera. Pargreen también suministró un suavizante de pulido para abordar cualquier problema de dureza restante después del procesamiento de ósmosis inversa.

Resultado

El impacto total de estas soluciones fue tan significativo que los funcionarios de la ciudad elogiaron al cliente por lograr una reducción significativa en la descarga de cloruro. Los registros de la ciudad indicaron niveles promedio de cloruro para 2009 de 12,656 ppm por semana. Los niveles de cloruro cayeron a solo 2,442 ppm por semana en 2010, una reducción de más del 80 por ciento. A continuación, se muestra un desglose de los beneficios que resultaron de estos proyectos en 2010:

  • Reducción de sal: se evitó que 28,9 toneladas de sal al año entraran al medio ambiente
    • El proyecto de ósmosis inversa redujo la demanda de agua blanda en un 29 por ciento, eliminando 27,1 toneladas de sal.
    • El proyecto de recuperación de salmuera redujo la sal asociada con las necesidades restantes de agua blanda de la planta en un 10 por ciento, reduciendo otras 1,7 toneladas de sal.
  • Reducción de aguas residuales: se impidió que 750,000 galones de aguas residuales ingresaran al sistema de alcantarillado de la ciudad.
    • El proyecto de ósmosis inversa redujo la cantidad de aguas residuales que van al alcantarillado en aproximadamente 250,000 galones.
    • El proyecto de recuperación de salmuera impidió que otros 500,000 galones de agua llegaran al sistema de alcantarillado de la ciudad.
  • Ahorro de costos: aproximadamente $11,000 al año
    • Los costos de la sal se redujeron en más de $4,600.
  • Los costos de agua y alcantarillado de la ciudad se redujeron en más de $6400.