SUEZ Water - Agua y tecnologías hídricas

Un fabricante de químicos evita pérdida de producción usando un sistema de tratamiento móvil para hacer reparaciones

Desafío

Un fabricante de químicos de la costa del golfo obtiene agua de un río local para sus necesidades de servicios públicos y procesos como enfriamiento, generación de vapor y agua de proceso. El agua de río requiere que el filtrado (la eliminación de materia coloidal suspendida en el agua) sea el primer paso, y el más importante, del tratamiento. La planta usa un filtro de contacto para sólidos sedimentados, que funciona a 2,500 gpm (568 m3 /h) con caudales máximos de 3,200 gpm (727 m3 /h). A este sistema se le iban a realizar importantes tareas de mantenimiento durante la próxima interrupción de la producción de la planta, pero hubo una falla inesperada en el sistema de rastrillos para aguas residuales antes de ese momento. Esto generó la necesidad de reparaciones de emergencia en pocos días para evitar la pérdida de producción por falta de agua curada.

Solución

El sistema de filtros tuve que ser suspendido durante las reparaciones, lo que causó pérdidas de producción. SUEZ suministró un sistema de filtros temporal montado en remolques para poder operar durante las reparaciones y, de esta manera, mantener la producción de agua filtrada necesaria para los servicios públicos y los procesos. El sistema estaba formado por ocho unidades de filtrado contenidas en remolques MobileFlow* (fig. 1), cada una con seis recipientes de presión cargados con dos medios. Se agregó un químico coagulante al agua entrante, el filtrado se llevó a cabo con un flujo descendente, y se realizó un lavado a contra corriente para eliminar los sólidos suspendidos en las aguas residuales. Los representantes de servicio de campo de SUEZ operaron el sistema de tratamiento temporal para que el personal del cliente pudiera concentrarse en el proyecto de reparación.

Resultado

El trabajo de reparación duró diez días, durantes los cuales el sistema de filtros temporal produjo más de 40 millones de galones (151,000 m3) de agua filtrada para cumplir con los requisitos de producción de la planta y con los compromisos contractuales con la planta cercana. Gracias al uso del sistema de tratamiento móvil para llevar a cabo las reparaciones sin tener que suspender las operaciones, se evitó una pérdida de diez días de producción y de millones de dólares.