SUEZ Water - Agua y tecnologías hídricas

Los productos de control de olores ProSweet* mejoran las condiciones laborales y producen lodo seguro para empresa procesadora de enlatado de vegetales

Alimentos procesados y preparados
Desafío

Un gran procesador de enlatado de vegetales del Medio Oeste tiene un sistema de tratamiento de residuos que trata 100,000 galones por día (380 m3 por día). El sistema consta de una cuenca de aireación, una laguna de sedimentación anaeróbica y lagunas de lodos.

El sistema ha estado funcionando durante muchos años sin tratamiento químico. El cliente había solicitado asesoramiento a varias compañías especializadas para resolver problemas relacionados con el control del olor. Se consideraron varios tratamientos, como el cloruro de hierro.

Los olores de las lagunas provocaron quejas de los vecinos que estaban a un kilómetro de distancia. Mayormente, era olor a huevos podridos con un olor subyacente asociado con la descomposición orgánica. Además, los empleados cerca de las lagunas se quejaron de ardor en los ojos y lagrimeo.

Debido a que el lodo se usó en tierras agrícolas, el uso de sales de metales pesados ​​para el control de olores no fue práctico. También se consideró el uso de agentes oxidantes, como permanganato de potasio y peróxido de hidrógeno, pero debido a que el nivel orgánico en las aguas residuales de la planta era alto, estos no eran rentables.

Solución

Después de inspeccionar el sistema, SUEZ recomendó un programa de control de olores ProSweet. Para atacar de inmediato el problema del H2S, se introdujo en el sistema un producto de la serie ProSweet OC diseñado para evitar la formación de H2S para garantizar una buena mezcla del producto. Otro producto ProSweet OC, que influye en las bacterias para que produzcan otros productos derivados además del H2S, se introdujo antes de ingresar a las lagunas para permitir que la enzima interactúe con las bacterias anaeróbicas.

Resultado

Después de comenzar la administración de ProSweet OC, el olor a H2S desapareció. El segundo producto ProSweet OC, administrado en dosis de mantenimiento, mantuvo el H2S por debajo de niveles detectables. Las quejas de los vecinos cesaron y los empleados ahora pueden trabajar en las cercanías de las lagunas sin que se les irriten los ojos. El lodo también puede seguir usándose en tierras agrícolas.