SUEZ Water - Agua y tecnologías hídricas

Los productos ProSweet ayudan a una bodega del sudeste a eliminar el olor y las multas, reduciendo al mismo tiempo sus costos

Desafío

La planta de tratamiento de aguas residuales de una gran bodega del sudeste produce olores sulfurosos y nocivos. El hollejo de la uva, el vino, el zumo de la uva y la levadura generan olores de sulfuro de hidrógeno (H2S). Parte del sistema de la planta de aguas residuales consistía en estanques de aireación y estanques de asentamiento. Cuando la temperatura exterior aumentaba, también aumentaban los olores, particularmente en los estanques de asentamiento. Debido a los malos olores, la cervercería había recibido advertencias y multas de la Junta Estatal de Control del Aire. Igual de importante, el olor de H2S se percibía como una molestia para el personal de la planta y la comunidad circundante.

Solución

Un producto inhibidor de H2S de ProSweet, agregado al afluente de los estanques de asentamiento, controló los olores al promover condiciones favorables para las bacterias anaeróbicas que producen subproductos distintos de los gases malolientes, como el H2S.

Resultado

Casi de inmediato, no se pudo detectar ningún olor a H2S. El personal de la planta y la comunidad circundante dejaron de quejarse del olor y no se incurrió en multas adicionales. Además, el costo del programa de H2S de ProSweet fue menor que el total de multas impuestas en el pasado por la Junta Estatal de Control del Aire.