SUEZ Water - Agua y tecnologías hídricas

Productos químicos de control de olores para aguas residuales

Cumpla con los requisitos de emisión de olores y mejore su imagen pública

Ya sea que procese agua para el consumo público, trate aguas residuales o lleve a cabo procesos industriales en los que la pureza del agua es esencial, el control de olores desagradables es un desafío que afecta al medioambiente, el bienestar de la comunidad y la seguridad y productividad de los trabajadores de la planta.

Las instalaciones ahora se enfrentan al desafío de cumplir con, y mantener el cumplimiento de, las normas de aire ambiental impulsadas por las agencias de regulación de la contaminación del aire y las organizaciones que hacen cumplir las normas de salud y seguridad en el lugar de trabajo.

Productos químicos de control de olores para aguas residuales

Cumpla con los requisitos de emisión de olores y mejore su imagen pública

Ya sea que procese agua para el consumo público, trate aguas residuales o lleve a cabo procesos industriales en los que la pureza del agua es esencial, el control de olores desagradables es un desafío que afecta al medioambiente, el bienestar de la comunidad y la seguridad y productividad de los trabajadores de la planta.

Las instalaciones ahora se enfrentan al desafío de cumplir con, y mantener el cumplimiento de, las normas de aire ambiental impulsadas por las agencias de regulación de la contaminación del aire y las organizaciones que hacen cumplir las normas de salud y seguridad en el lugar de trabajo.

Producto destacado

Control de olores ProSweet*

SUEZ ha presentado la línea más completa del mercado de productos para el control de olores. La línea de productos ProSweet incluye removedores de ácido sulfhídrico y mercaptano que son exclusivos de SUEZ y que han sido comprobados en una amplia variedad de situaciones donde ninguna otra solución ha demostrado ser rentable.

Estos productos no son tóxicos, no son corrosivos y no generan lodo. Otros productos de la línea ProSweet neutralizan de forma rentable olores que no son sulfuro, tales como mezclas orgánicas y de aminos producidas en las operaciones de alimentos. Estos productos se pueden agregar directamente a la fase de agua o pueden ser pulverizados en los sistemas de suministro de agua o aire.

Características y beneficios del control de olores ProSweet

Los productos de control de olores ProSweet de SUEZ, usados en combinación con una exhaustiva auditoría del sistema, aplicaciones de ingeniería y recomendaciones operativas, proporcionan los siguientes beneficios:

  • Control de olores del sulfuro y olores molestos
  • Mejora del cumplimiento de las normas de aire ambiental para H2S y los criterios de olores molestos
  • Eliminación del entorno de trabajo desagradable y poco seguro asociado con el ácido sulfhídrico
  • Mejora de la imagen medioambiental y las relaciones públicas con las comunidades circundantes
  • Mantenimiento de la integridad del equipo y prevención del costo de mantenimiento relacionado con la corrosión influenciada por H2S
  • Control de los olores sin crear lodo adicional en los sistemas tratados
  • Disponibilidad de apoyo técnico y de ingeniería para proporcionar recomendaciones de operación y de monitoreo

Efectos de los olores

Efectos de los olores en plantas de tratamiento de aguas residuales

Los olores que emanan de las instalaciones de fabricación pueden afectar una operación de muchas maneras:

  • Las quejas públicas sobre el olor pueden afectar negativamente la imagen de una industria en el mercado y su capacidad para llevar a cabo una política efectiva de relaciones públicas con la comunidad circundante.
  • Pueden surgir preocupaciones de seguridad de las personas que trabajan en áreas donde los olores pueden invadirlos.
  • Se puede ver el impacto en la productividad en las áreas de una instalación donde existen olores desagradables debido a que los empleados las evitan o las descuidan.
  • La producción puede verse afectada mediante la presencia de olores y condiciones que producen olor, lo que perjudica la calidad del producto.
  • La integridad del equipo puede ser amenazada por la presencia de muchos olores, que son de naturaleza corrosiva.

Se debe mencionar que no todas las instalaciones de fabricación producen olores o experimentan estos problemas, ni todos los olores son de naturaleza nociva o tóxica. Sin embargo, un segmento muy grande del mercado de control de olores, que sí encaja en esta descripción y que impone una atención inmediata y completa, es el control de la generación y la evolución del ácido sulfhídrico (H2S).
 

Detección de olores

Monitoreo y muestreo preliminares para olores

Normalmente, las quejas repetidas sobre los olores son los primeros indicadores de la generación potencialmente perjudicial de sulfuro dentro de un sistema. En casos más extremos, los problemas se manifiestan por las condiciones de deterioro en las tuberías y el equipo eléctrico o por fallas estructurales.

La evidencia de la generación de sulfuro justifica la implementación de un programa preliminar para evaluar el potencial en general para la generación de sulfuro. Este programa preliminar debe incluir una investigación exhaustiva de las quejas por olores y una investigación sistemática del sistema de recolección y tratamiento de aguas residuales para identificar los posibles factores que contribuyen.

El análisis de la generación del olor debería comenzar en la planta de tratamiento de desechos y continuar de forma ascendente por toda la instalación. La inspección preliminar debe consistir en un análisis de campo simplificado de los niveles de sulfuro en el agua y el aire para determinar las verdaderas áreas problemáticas. Para el muestreo del aire se pueden usar monitores portátiles. Para el análisis de las aguas residuales se pueden usar kits de prueba. Normalmente, los problemas de olores suceden cuando los niveles de sulfuro disuelto son de 1.0 a 1.5 ppm (mg/L) o mayores.

Se deben revisar los siguientes lugares:

  • Plantas de bombeo: tomar muestras del flujo entrante al pozo húmedo, las descargas de la bomba y los extremos de las tuberías principales de presión para determinar el balance de sulfuro.
  • Alcantarillados por gravedad: la turbulencia puede emitir gas H2S y causar la corrosión de las cámaras de la boca de inspección.
  • Tanques de retención de lodo: el H2S residual y la actividad anaeróbica causarán problemas.
  • Áreas de turbulencia y tiempos de detención extensos: tomar muestras de lugares de turbulencia donde el sulfuro puede ser liberado. La medición del sulfuro total antes y después del punto de turbulencia puede dar una indicación de la cantidad de H2S liberado en la atmósfera.

También se debería tomar muestras de los flujos de reciclaje de aglutinantes, digestores y otros procesos de tratamiento de lodo, ya que estos pueden contener altas concentraciones de H2S que pueden resultar en problemas graves de olor o corrosión en el punto de retorno del flujo lateral. Asimismo, deberían analizarse muestras de aire de espacios cerrados expuestos a las aguas residuales para determinar la gravedad de los olores.